Portero manos de mantequilla



El arquero del Lyngby de Dinamarca, cometió uno de las más grandes vergüenzas en el partido que su equipo disputó ante el Sonderjyske.

Tras un cabezazo, el guardameta Jesper Hansen, no pudo sostener el balón en sus manos ni por un segundo.

Suerte tuvo en que sus compañeros, ya habían puesto el resultado de 2-0, y lograron quedarse con los tres puntos, pese a su terrible error.

Chécate el video.


LO MÁS VISTO

Articulos relacionados